Menu

Una fuerte razón para no creer en el discurso “pro mujeres” de Ivanka Trump

Ivanka Trump, hija del presidente Donald Trump, está envuelta en polémica tras revelarse supuestas condiciones de explotación laboral a las que se ven sujetas las empleadas en una de las fábricas que producen productos para su marca.

Tras una exhaustiva investigación, el diario inglés The Guardian reveló que en la fábrica PT Industria del Vestido Buma en Subang, ubicada en Java Occidental, se pagan salarios que rayan el mínimo, no se permite la organización y afiliación de las empleadas al sindicato, se trabajan horas extras no pagadas y se otorgan bonos a las mujeres con la condición de que no se ausenten durante su periodo de menstruación.

Una de las trabajadoras entrevistadas por el medio aseguró que recibe alrededor de 173 dólares al mes, uno de los sueldos más bajos de Indonesia y hasta un 40% inferior al que se ofrece en las fábricas chinas. La fuente, de nombre Alia, aseguró que con este sueldo a ella y a su esposo no les alcanza para pagar la renta de un cuarto más grande para vivir junto a sus hijos, razón por la que los niños viven lejos con sus abuelos y únicamente les envían dinero.

Una joven de 23 años detalló que ella ingresó a esta empresa tras dejar sus estudios universitarios por motivo de la enfermedad de sus padres, sin embargo, no tiene ninguna posibilidad de prosperar porque únicamente fue contratada temporalmente: “Esa es una de las maneras de la empresa para hacer frente a los gastos adicionales. No puedo soportarlo más. Yo trabajo horas extras no pagadas todos los días”.

Los datos arrojados por dicha investigación van en contra de los motivos de lucha que Ivanka ha tomado como bandera tras la llegada de su papá a la presidencia de Estados Unidos. Es contradictorio que la empresaria se pronuncie en favor de salarios justos y oportunidades para las mujeres en el mundo y que en las empresas que manufacturan sus productos existan prácticas denigrantes e ilegales.

De acuerdo con The Guardian, la empresa que manufactura las prendas de Melania es de capital coreano y cuenta con más de 2,700 empleados trabajando en la fábrica, de los cuales tres cuartas partes son mujeres, muchas de ellas madres.

En abril salió a la luz otra investigación de The Hill que reveló que 80 empleados de G-III Apparel Group, empresa china que fabrica la ropa de la exclusiva marca Ivanka Trump, estaban siendo explotados, pues recibían $60 dólares por 60 horas de trabajo.

Recomendaciones

Let's block ads! (Why?)