cuáles son los desafíos que enfrenta méxico para difundir los derechos humanos

Hace 25 años, durante los peores años de la guerra sucia en México, empezó a surgir en Estados Unidos una nueva conciencia sobre los derechos humanos

El gobierno de EE.UU. estaba sumido en la confusión. Los escándalos que condujeron a un proceso de destitución y a la dimisión de Richard M. Nixon, la caída de Saigón y las revelaciones sobre las operaciones de la CIA en países como Cuba, Chile y el Congo hicieron que el Congreso de Estados Unidos buscara formas de incorporar los derechos humanos a la conducción de la política exterior estadounidense.

A partir de 1973 y a lo largo de la década de 1970, los legisladores utilizaron los proyectos de ley de ayuda exterior para presionar al gobierno para que tuviera en cuenta los cuáles son los desafíos que enfrenta méxico para difundir los derechos humanos en los países que recibían ayuda económica o de seguridad de Estados Unidos. En 1977, estos esfuerzos se tradujeron en el primer “Informe sobre Derechos Humanos” formal publicado por el Departamento de Estado, y en la creación de una nueva oficina de derechos humanos y asuntos humanitarios.

Los informes no tuvieron mucho efecto en México. Según Lawrence Sternfield, que como jefe de la estación de la CIA en México en 1977 estaba en la mejor posición para saberlo, “no hubo absolutamente ninguna mención a los derechos humanos mientras estuve allí. No se habló ni una sola palabra al respecto con mis homólogos. No fue algo que abordáramos ni que ellos abordaran. La relación que teníamos con la DFS [la Dirección Federal de Seguridad, el servicio de inteligencia nacional de México] era de pura recopilación de información”.

“Después de todo”, continuó Sternfield durante una entrevista telefónica, “era el momento álgido de la Guerra Fría, y nuestros esfuerzos se centraban contra el objetivo soviético. No es que no fuéramos conscientes de que los mexicanos estaban haciendo cosas malas cuando recogían gente. Pero no se lo planteamos”.

Hoy en día, en México, los investigadores están escarbando en los archivos de la guerra sucia recientemente liberados y encuentran nuevas pruebas de que los agentes del gobierno secuestraron, torturaron y asesinaron a cientos de mexicanos durante los sexenios de Luis Echeverría y José López Portillo. Los registros desclasificados de Estados Unidos también están proporcionando nuevos detalles sobre el alcance de la crisis.

Pero a pesar de las nuevas revelaciones sobre la participación oficial de México en brutales crímenes contra los derechos humanos, los documentos desclasificados y públicos muestran que en la década de 1970 los ciudadanos estadounidenses sabían muy poco sobre lo que se estaba desarrollando justo al sur de su frontera.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

fourteen − two =